Sunday





Es como Siberia flameada y luego caramelizada. Un poco fría cuando la conoces pero luego te deja un regustillo dulce, de querer más. Más que eso, te deja con ganas de quererla de por vida, de venderte a la eternidad. Te sonríe con cara de niña y luego se ríe como si fuesen las campanitas que se ponen en las ventanas, ese tintineo que te hace sonreír. Luego se gira y te quedas con cara de gato triste, de pez sin corales y se siente culpable, se rasca detrás de su oreja derecha, se enreda un poco más su trenza y te devuelve una mirada traviesa. Da tres vueltas al son de su música imaginaria y queda mirando hacia a ti, agachándose un poco y volviendo a reír; así como si fuera una niña con vestido nuevo y con vuelo, de la misma forma gira y se ríe. Se coloca la falda del vestido nerviosamente, esa que te vuelve loco y se le acelera la sangre en las venas justo antes de estornudar. Le da alergia la seda pero le encanta, es femenina, provocativa. Muy ella. Justo en el mismo instante, a ti se te acelera el corazón. El aire se mueve, se queda teñido con su fragancia y tú te quedas con cara de póker, de meter las manos en los bolsillos, contar hasta diez y desviar la mirada, ardiendo. Ella se rasca la nariz, frunce el ceño y pone cara de volver a estornudar pero nada, se cabrea, da un puntapié con sus bailarinas y se hace daño. Sonríes, siempre le pasa lo mismo.

Como es Siberia caramelizada, la miras con ganas de gominolas y te devuelve un ceño fruncido. Te cruzas de brazos y ella se ríe. Es Siberia, es fría como un témpano. Menos los domingos, que se vuelve flameada, que te quema con la mirada, que me quema a mí.  Es tan ella. Tan Sunday. 
Compartir:     Facebook Twitter

4 comentarios:

  1. :) Llevaba tiempo sin pasar. Parece una chica adorable esta Siberia flameada.

    ResponderEliminar
  2. ;D ains como la adoro a sunday ;FD es preciosa la entrada ;D un besazo

    ResponderEliminar

¡No muerdo, comenta!